Exposición “Tierra de Sueños” de Cristina García Rodero

Cristina García Rodero es una FOTÓGRAFA, así en mayúsculas, que no necesita presentación. Para los que no la conozcáis, es una de las fotógrafas españolas más prestigiosas, más laureadas, más reconocidas, y sobre todo, es la primera española –y la cuarta mujer– que entró a trabajar en la agencia fotoperiodística Magnum (2009).

Tiene muchísimos y muy buenos trabajos. Su fama mundial y su reconocimiento le llegaron por España Oculta, un trabajo que llevó a cabo durante quince años y que inmortaliza los ritos, tradiciones y fiestas populares de nuestro país desde 1974 hasta 1989.

Pero no sólo ha fotografiado la España más profunda, también en sus trabajos nos muestra realidades más lejanas, conflictos bélicos, la difícil situación cotidiana de Cuba bajo los efectos del bloqueo comercial, los famosos rituales espirituales a la deidad María Lionza en Venezuela o el carnaval en Haití.

Hoy os quiero hablar de su último trabajo, “Tierra de Sueños”, un trabajo que le fue encargado por la Obra Social La Caixa y que llevó a cabo en un mes y medio, con la colaboración de la Fundación Vicente Ferrer. Una muestra, con 80 de sus imágenes, estará expuesta en Caixa Fórum de Madrid hasta el próximo 28 de mayo. ¡Os la recomiendo!

Tierra de Sueños muestra la realidad de Anantapur, en el Estado de Andhra Pradesh, una de las zonas más pobres y más pobladas de la India donde trabaja la Fundación Vicente Ferrer y colabora la Obra Social La Caixa. El objetivo de este trabajo es mostrar cómo ayuda esta ONG a la transformación de la población en general y a los colectivos más desfavorecidos y marginados –mujeres, discapacitados, enfermos, huérfanos, etc. – en particular.

La Fundación Vicente Ferrer actúa con diversos programas, como inserción laboral, viviendas, mujeres emprendedoras, atención a mujeres maltratadas, tratamientos, creación de hospitales o centros para discapacitados, ayudas económicas para el estudio, nutrición, asistencia social y sanitaria, etc. Cristina plasma en este trabajo el día a día de todos estos colectivos, escenas cotidianas tras las cuales se esconden historias que han marcado a la fotógrafa.

Además de mostrarnos el excelente y próspero trabajo que realizan estas ONG, también podemos contemplar festividades, costumbres, ritos, tradiciones, ofrendas o bodas, siguiendo la línea de trabajo que tantos años marcó a Cristina García Rodero, pero en una cultura totalmente distinta a la nuestra.

Un trabajo lleno de color, de gran valor artístico, con una técnica sencilla, que nos transmite cercanía y nos muestra la singularidad y asimetría del mundo rural de la India.

En este enlace podéis conocer más sobre la obra y sobre su autora, la gran Cristina García Rodero.