Sobre mí

Me llamo Clara Guarde, nací en 1984 en Madrid. Mi pasión por la fotografía viene desde que era una niña. Quizá me lo transmitieron mis padres, que siempre iban con la cámara a cuestas. Toda mi infancia está plasmada en fotografías y vídeos y creo que es una costumbre que no debería perderse nunca. Los recuerdos deberían pervivir eternamente y no hay mejor forma de mantenerlos que en las fotografías.

Recuerdo mi primera cámara de carrete. Esa emoción que sentía al ir a recoger las fotos a la tienda tras revelarlas. Aún conservo esos álbumes de adolescencia y se me dibuja una sonrisa cada vez que los ojeo. Del carrete pasé a la cámara compacta. Pero no me llenaba, quería más… y ese “más” llegó el día que me regalaron mi primera cámara Réflex. Ahí cambió todo.

Mis ganas de aprender a manejarla, de absorber cada detalle, de dominar unos conceptos que nunca había oído como diafragma, obturación, ISO… me llevaron a apuntarme a un curso especializado de Fotografía en PIC.A, la Escuela Internacional del Ayuntamiento de Alcobendas y PHotoEspaña, donde aún continúo con mis estudios superiores.

Al final la práctica es lo que te ayuda a aprender y a comprender. Mi testarudez, mis ganas de aprender más y más, mi energía y, sobre todo, mi pasión por la Fotografía, me empujaron a dar el salto y plantearme esto como algo profesional. Dedicarte a lo que realmente te gusta y trabajar en ello es muy satisfactorio.

Yo, personalmente, lo hago porque me gusta estar detrás de la cámara, buscar la imagen perfecta. Me encanta captar el momento, hacerlo especial, transmitir sentimientos con solo una fotografía, con una mirada, y convertir en realidad el dicho de una imagen vale más que mil palabras.

Soy una persona muy meticulosa y perfeccionista. En cada trabajo doy lo mejor de mí. Me encanta que el cliente quede satisfecho con cada encargo; que se sientan a gusto en cada sesión; transmitirles confianza y cariño para que todo sea fácil… al final se llevan un recuerdo para siempre y es muy importante que ese recuerdo sea de su agrado. Por ello me adapto a cualquier circunstancia, motivo o necesidad, con ilusión y sin miedo. Hago books profesionales, sesiones a embarazadas y, posteriormente, a sus bebés, bodas, bautizos y comuniones, paisajes, eventos… ¡todo lo que me pidan!

Como todos, empecé por hacer fotografías a amig@s, conocid@s y familiares. Poco a poco, el proyecto va creciendo y ojalá, algún día pueda dedicarme íntegramente a ello. De momento, compagino la fotografía con mi otra pasión, escribir. Y es que desde hace diez años soy periodista, profesión que me ha enseñado mucho durante esa década en la que he vivido muchos y muy grandes momentos.